7.17.2006

All the lonely people

No conozco a nadie de quien no me haya cansado. O que, simplemente, nos hemos distanciado.
Nadie ha permanecido en mi lado desde el principio.
Por eso, me suelo sentir sola, aunque ya es una forma de vida. Acompañada de la única persona que no me puede hacer daño. De quien más me quiere. De quien más me odia.
Porque soy la única persona que no me va a desilusionar.
Porque tenía fe en ti y me obligaste a perderla.
¿Y tú? Creía que eras más duro. Qué decepción.

Bueno, ahora estoy sola, pero me siento acompañada.

14 comentarios:

K dijo...

:)

ashestoashes dijo...

,,,así es... así es...

ALOMA69 dijo...

Yo intento conservar a mis amistades, pero como todo en la vida requiere un cierto esfuerzo, una constancia, no siempre es fácil...

Aunque es evidente que en el fondo siempre estamos solos.

Saludos!

de Vicente dijo...

...Acabo de pasear con mi soledad de la mano, y ella misma me ha vuelto a recordar que las personas no estamos tan solas como creemos, al fin y al cabo nuestra soledad estará eternamente con nosotros. La soledad, nuestra soledad, por fortuna para unos y por desgracia para otros muchos, nunca nos deja por otro/a, siempre nos es fiel, aun siendo tu infiel, ella siempre te está esperando, y jamás te guarda rencor. Es la única que esta contigo en los peores momentos, y es la única que soporta no estar contigo en los mejores momentos. Es nuestro “segundo plato”, y nosotros siempre nos sentimos avergonzados de ella, pero es simplemente porque nunca nos hemos parado a conocerla, siempre intentando buscar nuestra felicidad fuera, en el exterior, con otra persona a la que creemos más capaz de hacernos feliz que a nuestro propio yo, a nuestro ego, a nuestra soledad, a nuestro ser mismo.

Después de dieciséis años, o los que hayan sido, qué más da, me doy cuenta de que a veces no nos paramos a pensar en que las cosas más importantes y las que más nos quieren están justo a nuestro lado, sentados con nosotros cada día, cada mes, cada año, esperando un afortunado recuentro, y nosotros, ilusos de sí mismos, buscamos a esa “media naranja”, a ese “amigo/a” tan especial, a esa “madre o padre” en personas lejanas, y no nos damos cuenta que no hace falta viajar tanto para encontrar lo que necesitamos, con pasear a veces es suficiente para darse cuenta de que las mejores cosas de la vida, son las que creemos las más insignificantes...

Si quieres leer el relato entero pincha en mi nombre de usuario.

Gracias por tu comentario ;-)

Trapi dijo...

Al menos te sientes acompañada. La soledad es una de las cosas más jodidas.

Saludos y amenazo con ser un habitual.

eleanor dijo...

es bueno tambien llevarse bien con la soledad :)

la pequeña panchito dijo...

Allí estaba. Sentada en el rincón. Igual que se sientan las niñas castigadas.
Allí me castigaba por seguir creyendo en utopías. Por sucumbir ante la tentación.
Ella me invitaba a la reflexión y yo acudía sin más. Y es que ya casi no hablabamos.
Allí, con la banal esperanza de poder reencontrarme con mi soledad.

Julieta dijo...

curiosamente ayer dejé un post que habla de ello, de la soledad de no sentirse solo...
Y ojo con eso de las desilusiones... muchas veces me ha pasado eso conmigo misma, a abrir bien los ojos, niña...

besos!

bullet with butterfly wings dijo...

a veces me siento como un reptil con el tema de las amistades y la compañía-soledad. como una serpiente cambia su piel, las amistads van cambiando y no es que sean desechable si no que la naturaleza los hizo así. Otras veces uno es una lagartija, que antes de que la atrapen prefiere perder una parte del cuerpo y dejar un amigo tirado o viceversa. como un escudo anti-amigos que te hagan depender de ellos. Ultimamente la vida me ha mostrado lo que es la soledad pura y llegué a sentirme asi: reptando..ahi es cuando te das cuenta que hay que hacerse serpiente cascabel a veces. peligrosa, idependiente y rápida

Gen Suicida dijo...

Me gusta.

Maik Pimienta dijo...

Los ingleses dicen "ningún hombre es una isla", y tienen razón. Que la humanidad te decepcione es normal, pero recuerda que tú estás en el saco. Ten algo de fe en las personas, digo, para no tenerla en dios, que no te puede decepcionar por que, simplemente, no es. Saludos.

Purgatorio dijo...

Dicen que el utero y el ataud tienen una cosa en comun, solo cabe uno al mismo tiempo...NAcimos y moriremos solos...triste pero cierto. No te sientas sola, a unas malas nos tienes a nosotros, que no somos mucho pero hacemos compañía...

Bako dijo...

hay veces que incluso te desilusionas a ti mismo, una de las peores sensaciones que se pueden experimentar sin duda.

yin yin dijo...

bueno eso esta bien. cuando morimos morimos solos( a menos que te lleves a alguien contigo, claro), asi te preparas para tu hora.

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.