11.10.2006

From the beginning

Cuando le conocí tenía novio. La relación que yo llevaba con ese chico es algo que no le incumbe más que a él y a mí.
Se acabó por un par de razones sin sentido de las que luego me arrepentí.
Pero ahora no me arrepiento.

Hablamos muchísimo (aunque sé que él al principio no quería saber nada de las mujeres)
Durante noches interminables nos concedimos piropos, tonteos y risas. Una noche le confesé que podría llegar a quererle. Él habló con sentimiento y vergüenza.

Me fui de vacaciones de semana santa. En el mp3 llevaba todas las canciones que él me había recomendado. Me pasé el viaje debajo de una manta, escuchando el mp3 y soñando con lamerle.
Intimamos cibernéticamente un poco más y ultimamos los detalles del encuentro.

Él se desplazó para verme. Yo hablé con los del hostal.
Fueron días de amor y risas.
Desde ese viaje soy incapaz de ver arrancar el autobús cada vez que se va. Y soy incapaz de verle mientras yo me voy. Desde ese viaje tenemos el acuerdo de despedirnos antes de que el motor arranque.

Pese a que nadie daba un duro por nosotros (sexo loco y poco más, ya que tengo cara de eso), les dimos con la puerta en las narices y nos recluimos en nosotros mismos. Y de vez en cuando volvemos a hacerlo.

Hay gente que quiere destruirnos. Hay gente que quiere follarle. Hay gente que quiere follarme. Pero nosotros nos amamos.
Y mis lágrimas significan mucho más de lo que nadie se imagina. Y sus dedos recorriendo mi espalda son lo que hace que no me trague toda la caja de pastillas.

Esa es la única verdad de mi vida. Todo lo demás es simple propaganda para parecer normal.
La única verdad está en sus ojos.

9 comentarios:

K dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
K dijo...

Sólo nosotros conocemos nuestra historia. Es nuestra y de nadie más.

the frail dijo...

That's poetry...

Falinda dijo...

Yo de pequeña me comía los libros, pero una caja...

Anónimo dijo...

Oh, gracias por escribir esto en este preciso momento, y precisamente hoy. No es mio, pero me suena tan propio...mi mp3 siempre lleva sus recomendaciones, no sirve de mucho, a veces te ayuda a terminar el dia y otras tantas consigue q el dia acabe contigo...pero aun asi es cierto que el simple roce de sus dedos revoluciona mi mundo.

Ojala el te leyera hoy, pq hoy es el, el q no da un duro por nosotros

629 dijo...

[...] "Y mis lágrimas significan mucho más de lo que nadie se imagina. Y sus dedos recorriendo mi espalda son lo que hace que no me trague toda la caja de pastillas. [...]"

Sinceridad. Poesía. Bello.

Anónimo dijo...

Blogeando,llegue hasta aqui..Preciosa esta relación,disfrutalá!

Saverbrunn dijo...

"Y sus dedos recorriendo mi espalda son lo que hace que no me trague toda la caja de pastillas."

Magnífica frase.

pcbcarp dijo...

¡Qué suerte, joder! Yo con chicas sólo he llegado a contarnos nuestras desgracias castamente. Y a que, encima, sus novias me odien.

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.