5.09.2007

Literatura para necios

Ayer había una chica mirando libros en una tienda. Era una chica joven, más o menos de mi edad. Un tío de unos 40 y muchos le ayudaba a encontrar un libro. Le hacía recomendaciones. Yo miraba las novedades en bolsillo y les observaba de reojo. Él dijo que se tenía que ir y la dejó ojeando los libros de Herman Hesse. Se cruzó conmigo y me miró de arriba a abajo. Yo le dediqué una mueca de asco e hice que se diese la vuelta con cara de enfado. Me puse a molestar a la chica, cogiendo libros de George Eliot e invadiendo su espacio vital. Seguí cogiendo más libros (libros de autores que me gustan y que, seguramente, nunca había escuchado hablar de ellos). Me miraba de reojo, con cara de disgusto y yo paseaba mi hombro desnudo y sonreía mientras leía la sinopsis de algún libro del XIX. Seguí mi camino por literatura extranjera y vi que una señora mayor venía a recogerla y ella le enseñaba sonriente El lobo estepario. Solté una carcajada de superioridad y, después, me caí al suelo. Un montón de hombres semidesnudos vinieron a recogerme, me alzaron con sus fuertes brazos aceitosos y me dieron fuego. Yo inhalé el humo del cigarrillo inglés y le dí un beso a cada uno (en la mejilla izquierda.) Después de pagar mi libro erótico, me fui a coger el metro.

5 comentarios:

K dijo...

Coño. xD

jats dijo...

...
... hazte valer ... imponte a los payasos esos que nos invaden ...
...

huelladeperro dijo...

¡Jodida soberbia!
hasta Perrault, Miguel Delibes, o José Luis Martín Vigil sirven para algo. A alguien.

Gabriel Antón dijo...

ok, pero no nos has dicho cuál era tu libro

the frail dijo...

A veces me dejas sin palabras, eres la mejor :P

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.