8.09.2007

So won't you please, please, please come back to me

Cuando saliste de mi casa, te olvidaste la chaqueta marrón. La que es tan suave que me dan ganas de pegar mi cara contra tu solapa hasta el fin de los tiempos (y esa confesión siempre te hace reír.) Cuando me di cuenta, salí en tu busca, con mis dedos tocando la tela. Acariciándote en la distancia. Corrí por la calle, siguiendo el camino que siempre coges desde mi casa hasta la estación de metro. Corrí y corrí con el pelo suelto y algo despeinado. La gente se apartaba y me miraba con mala cara. Y a mí todo me daba igual porque iba a alcanzarte, iba a darte la chaqueta e iba a volver a besarte. Llegué a la estación (¿te acuerdas?) y me colé descaradamente sin pagar. Corrí por los pasillos hasta llegar al andén. Allí estabas, al final del todo, con tus cascos puestos. Recuperé el aliento y me fui acercando lentamente a ti. Llegué a tu lado y te toqué en el hombro. Te diste la vuelta, me miraste sorprendido y sonreíste. Te di la chaqueta y me besaste en los labios. Me volví a casa con una sonrisa.
Supongo que después de aquello ya no tienes nada en mi casa por lo que volver, ¿verdad?

5 comentarios:

K dijo...

Pues qué tonto.

Ciro dijo...

Pues que bello, pienso yo.

_ex.Lyda dijo...

Pues róbale algo.

K dijo...

Bah, seguro que era imbécil.

Esperando que me despierte la luz... dijo...

xD

vaya... ese final no me lo esperaba, leía y esperaba que lo ayas encontrado con otra, etc. pero eso... no lo esperaba :D

xD

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.