11.23.2007

Death of an overture

Anoche, mientras todo el mundo se divertía, yo me arrinconaba en un sofá y agachaba la cabeza. Repasé todo lo que estábamos haciendo y llegué a la conclusión de que perdíamos el tiempo. Así que escapé rumbo a casa, de puntillas, trotando por la calle. Besé a los presentes y me marché a la habitación. Finalmente, me metí en la cama y fingí que estaba contigo.

2 comentarios:

ALOMA69 dijo...

Hay fiestas, como por ejemplo la de fin de año, en las que parece que te tengas que divertir a la fuerza y siempre ocurre que es cuando menos te diviertes.

Feliz fin de semana!

principito dijo...

Lamentablemente me suena demasiado la historia.

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.