7.20.2010

London, 1

Estoy en Londres, rodeada de casas blancas por fuera y mucho moho por dentro. Pienso que esta habitación de hotel barato es perfecta para beber hasta caer dormida y olvidar que, quizás, haya bichos debajo de la cama. Pero me da igual. Todo me da absolutamente lo mismo porque, ayer, bajo la lluvia del norte, le vi por última vez. Y sus ojos brillaban.

4 comentarios:

Salomé dijo...

Si sus ojos brillaban, da igual el moho de dentro.

;-)

huelladeperro dijo...

La crueldad de los hombres: Se relamen de gusto por un nuevo amor con el cadáver del viejo todavía tibio. (O delante)

Anónimo dijo...

por que me arden tanto la mano cuando me las hago en tu honor? (a esto llamese amor) vaya me agradan al 100 tus brevedades Im just a mexican homeless...

principito dijo...

Somos unos cabrones.

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.