6.20.2006

Sophisticated Lady

Hace unos meses estaba dando una vuelta por la red cuando me encontré con Ella. No sé casi nada sobre su vida, sobre su trayectoria, pero lo que sí sé, es que me encanta.
Su voz, su belleza, su timidez...

¡Me he enamorado, señores!

Con todos ustedes, Cat Power:


"Nude as the News"


"Cross Bones Style"


"Living Proof"


"He War"


"I Don't Blame You" en vivo

Ms Chan Marshall, please, marry me...

9 comentarios:

K dijo...

Mitómana. xD

Anónimo dijo...

ME DAS LASTIMA, EN SERIO, SI QUIERES PUEDO AYUDARTE...NO ME REFIERO A ESTE POST EN CONCRETO, ME REFIERO A TODO TU BLOG.

cecilia_lisbon dijo...

Ayúdame. Págame unas vacaciones.
(O haz el trabajo de 20 páginas que tengo que entregar el jueves)

Gracias por antelación.

Niha dijo...

Interesante... Y qué gran cosa You Tube.

jaimito dijo...

Sí, págaselas. A Nueva York. Hay unos rascacielos que, para suicidarse, son lo mejor.

Jajajaja

K dijo...

Pobre Jaimito. :(

jaimito dijo...

Por Dios!!

Es que sois tan mierdosos y pusilánimes que no sabéis ni cabrearos cuando os escupen a la cara?!

Jajajaja

Qué bien me lo voy a pasar en este blog... y en el de tu novio

Jajajaja

K dijo...

Es que si el que escupe a la cara es un triste... xD

:*

el testigo ocular dijo...

Jaimito ha caído. Lo detuvo la policía en un cibercentro de Cartagena cuando se estaba masturbando ruidosamente mientras jugaba on-line a la ruleta de la fortuna con un nombre falso y la tarjeta de crédito de una funcionaria polaca.

Una vez identificado, la policía de delitos por internet dio orden de arresto preventivo. Al parecer era un tipo bastante peligroso.

Se resistió a la detención. Fue asqueroso. Forcejeaba con los policías mientras ventoseaba de manera horrorosa y cantaba a voz en grito el "Gaudeamus Igitur" a ritmo de reggetón.

Cuando consiguieron reducirle, comenzó a llorar a moco tendido: "No!!, al manicomio no!! No quiero quedarme como esa payasa de la Lisbon!! NO!!!"
En ese momento, uno de los agentes le dio un porrazo en la boca y le partió el labio y varios dientes. Se quedó en silencio hasta que le metieron en el furgón.
Justo un segundo antes miró a uno de los policías con unos ojos tranquilos y curiosos y preguntó "Allí tendrán los retretes alicatados, verdad?"

Tranquilos, no creo que vuelva.
ESPEREMOS

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.