10.26.2006

Cacofonías psicofánticas

Infecta la mente de áquel que quiere osar y no osa hacerlo. Tempestuosamente convencido de que, aunque no lo realice, estará ahí para siempre. Nada más equivocado que él. Si se tratase el tema con profundidad, todos firmarían una moción de censura ante la boca judaíca. Oh, pequeño Hesse, ayúdanos.

¿Os habéis enterado? Eso os pasa por no ser modernos.
(Necesito un puto trago... ¡Camarero!)

6 comentarios:

K dijo...

¡Que venga un moderno y lo traduzca!

D!aBLo dijo...

la boca judaíca se refiere al pensamiento hebreo y la moral?

dadnos pistas, modernooOs!! Dame una pista, Hermann!

Niha dijo...

¿Y quién quiere tratarlo con profundidad? (que no es lo mismo que darle vueltas y vueltas envueltas en una capa de sesuda reflexión o de estudiado desafecto)

ALOMA69 dijo...

Yo no soy para nada moderna ni lo pretendo ser, sólo he entendido lo del trago y estoy totalmente de acuerdo con ello, qué me traigan un trago, ya!

Nadie dijo...

Venga. Para mi un tequila, sin limoncitos ni chorradas.

Johnymepeino dijo...

¿Acaso te refieres a "Bajo las ruedas" de Herman Hesse?.

Hans y Herman Heilner?: *_*

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.