2.12.2007

Baby's on fire, better throw her in the water...



Se suelta el pelo, se cepilla boca abajo. Al levantar, tiene la melena de una leona. Se pinta los labios de rojo y se rellena el ojo de negro, negro, negro. Se ríe. Ese rojo es demasiado fuerte. Se lo restriega con la palma de la mano. Con aspecto de que acaba de comerle la boca a todo el equipo de fútbol de su hermano pequeño está mejor, más brillante. Coloca un cigarrillo entre sus labios, lo enciende, cierra los ojos y aspira.
Sólo va a ser otra noche andando a gatas por habitaciones extrañas. Vamos, una noche cojonuda.

3 comentarios:

K dijo...

Noches de vino y rosas. Bueno, no exactamente, pero parecido...

629 dijo...

Otra noche de alcohol sin contador.

huelladeperro dijo...

Genial, es casi una novela

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.