2.06.2007

Encontré un trozo de magdalena de chocolate en la mesa y me la comí

Todo vuelve a ser como era. Un nuevo comienzo. El intento de final trae consigo una estúpida sensación de rídiculo y de patetismo. Te dicen: "No eres patética. Eres brillante cuando quieres." Qué razón tiene.
Veremos a ver qué pasa mañana. Con suerte no pasaremos del desayuno y del buenos días.

3 comentarios:

K dijo...

¡Cuéntame!

Niha dijo...

"Eres brillante cuando quieres" Algo por el estilo me dijeron una vez. Tiempo después, sin relación con lo anterior, me encontré una bolsa de palomitas y me la comí.

huelladeperro dijo...

Eres brillante...
Te agarras al sufrimiento por que de él extraes tu brillo, tu fuerza.
No te engañes, nadie es inocente de lo que sucede a su alrededor: si tu dices soy patética y él te dice "eres brillante", él también era consciente de que parecias patética.

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.