2.14.2007

Los suicidas eran los aristócratas de la muerte (Daniel Stern)

En el autobús de camino a casa (tras un día de clases y trabajo), al hacer una rotonda oscura, pensé: "Este no es el momento en que peor me he sentido, pero es el peor de todos sin duda porque ya no tengo miedo."
Estoy obsesionada con la muerte y camino arrastrando los pies.

Ahora no digáis que no os lo avisé ayer.

4 comentarios:

K dijo...

:(

n663338 dijo...

No pretendo ni animar ni desanimar ni nada, pero yo también lo pienso demasiadas veces.

Lluna de foc dijo...

Esto son etapas, momentos de la vida... yo también estuve así tiempo, no lo veoni bueno , ni malo, simplemente una etapa mas.

Besos

Iriel dijo...

Yo también vivo obsesionada con la muerte... a veces creo que lo estoy desde que tengo uso de razón, pero obvio que no es posible.

A veces me resulta triste cuando lo pienso, veo gente tan amante de la vida y me pregunto por qué no puedo ser así. Pero la gran verdad es que no estoy más que asqueada de la vida y cada día que pasa es otra tortura más que me da la estúpida vida.

Quisiera que hubiera una salida fácil como en "El Club de los Suicidas" de Stevenson... pero no la hay. Al final todo se trata de vivir o suicidarse en el intento.

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.