5.18.2007

El día de las magdalenas

En mi pueblo, una vez al año, la gente regala magdalenas. En la caja de ahorros, en la mercería, en el médico e incluso en la panadería. Donde sea que vayas, te darán una magdalena. Hoy mismo me ha regalado mi psiquiatra una magdalena pequeñita y dulce y, mi tío Fran, una oronda y con sabor a chocolate. Bajando por la calle principal con la motocicleta, la gente se paseaba con sus cestas domingueras llenas de magdalenas. Unas con ralladura de coco, otras con virutas de chocolate, otras rellenas de crema. Los niños llenan sus carrillos de azúcar y las abuelas gordas, rojas y mullidas sonríen y se contonean con sus cestillos. Hay competiciones gastronómicas en la plaza. Al ganador, una provisión de huevos, azúcar y harina para todo el año. La levadura tienen que conseguirla aparte.
Sueltan carcajadas con sus pañuelos de lino escondidos en la manga izquierda. Te ofrecen más y más magdalenas, como si de regalos propagandísticos se tratase. Bueno, en cierto modo es así. Se publicita la glucosa y lo simpáticas que son las viejas rechonchas de mi pueblo.
Desgraciadamente, estoy a dieta. Por ello, he de mentir y decir que me encantan pero que las prefiero con un vaso de leche. Ustedes no son conscientes de la persecución a la que estamos sometidos los delgados.

5 comentarios:

K dijo...

Oye, al final tu pueblo no está tan mal.

Marilú... dijo...

oooo como son las magdalenas? que no son flores?
bueno yo ando saludando.. y la verdad.. que padre vivir ahi!

Lluna de foc dijo...

Curiooa y particular eso de regalar magdalenas, en mi pueblo no hacemos nada de todo esto... que aburridos que somos..

the frail dijo...

Después de desayunar magdalenas durante tanto tiempo me acabo de dar cuenta de que tengo que visitar tu pueblo :P

_ex.Lyda dijo...

Yo que por más que como no engordo, un día así no me vendría mal. Mañana me regalo algo.

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.