8.31.2007

I've been accused, but I've only begun

Tiré toda la ropa del armario. La metí en una bolsa grande de basura y la llevé arrastrando al patio trasero. Kill me miraba con sus ojos de gato triste y y yo le dije que no pasaba nada. Salió corriendo en cuanto me vio encenderme un cigarrillo. Iba descalza, así que me dediqué, en ese último pitillo, a mirarme los dedos de los pies. Unos pies preciosos, dicen. Cuando respiré la última calada, tiré la pequeña brasa a tus camisas. Era sólo un pequeño fuego controlado.

3 comentarios:

K dijo...

Pequeños actos de piromanía.

Lluna de foc dijo...

Yo lo hubiera guardado para la fogata de St. Juan, dicen que purifica todo, si tiras todo lo antiguo, malo ... pero eso si tienes que esperar siempre un año.
Es mágico.

Ivana dijo...

Si no se supiera que hay un verano infernal en Las Europas, pensaría que lo escribiste por aca, en el cono sur....

Me encantó la cadencia de los escritos, y las fotos!!!

Concuerdo contigo, en que las etiquetas son para la ropa, y es más....a mi me pican en el cuerpo, y tengo que arrancarlas con cuidado.


Saludos, y espero tu visita!!

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.