9.14.2007

It lay there like an unconscious woman fed by tubes she knew not of

Cuando pataleé las últimas veces sobre su cadáver, me di cuenta de que realmente tampoco había sido para tanto.

*

Movido por las circunstancias, había decidido seguir hacia delante. Sólo que ya no había más camino por recorrer. ¿Qué hacer entonces?, ¿volver atrás?. "Eso jamás", pensó.
Se sentó debajo del almendro y esperó.

*

Ni siquiera le gusto. No le gusto porque soy como él. Y él se detesta.

*

Nos pusimos los guantes y cogimos la nieve que quedaba bajo los coches. Esa nieve mugrienta y maloliente. Pero era lo que nos habían dejado las demás niñas, así que era la nieve mugrienta y maloliente más hermosa del mundo.

6 comentarios:

K dijo...

Esta vale por 4, sí que tienes energía hoy. ^^

Joyrider dijo...

Un poco raros tus posts, será porque no estoy familiarizado con ellos, es la primera vez que entro.

De todas formas me ha resultado muy interesante.

Un saludo.

629 dijo...

No me quedo con ninguno. Me quedo con todos!

629 dijo...

Envuélvalos. Son para regalo.
La dependienta lo hizo recordando que hoy era su cumpleaños y nadie se había acordado.

barto_fg dijo...

yo también he visto ese capítulo de los simpsons.

Aunque no puedo coger el valor intrínseco de esto porque en mi calle no nieva, cuan cruel es el destino...

Óscar Varona dijo...

Me gusta tu blog. Interesante donde los haya. Pásate por el mío si puedes, tal vez te guste.

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.