9.15.2007

Adriana (oda a la incapacidad de amar)

"Oh, Adriana. Amalgama de todas las mujeres que llegué a conocer. Todas aquellas putas que me hicieron caso. Todas aquellas, oh, Adriana, que creyeron saber cómo era yo. Soy gracioso, enfermizamente gracioso y sé cómo comerte el coño. Oh, Adriana, soy la perfección hecha persona, por eso todas las mujeres como tú caéis en mis brazos, pero... pero Adriana, el día en que me dé cuenta de que tú eres alguien, tienes vida, tienes alma, entonces decidiré dejarte. Te dejaré por otra con otro cuerpo, pero con la misma esencia. Pero no llores, pequeña, seguiré queriéndote. Lo haré desde las entrañas de otras vidas. Saborearé tus labios en otras bocas. Pero seguirás siendo tú.
En realidad, sólo soy una víctima de mí mismo."

6 comentarios:

K dijo...

Sí, y esta gente viene a decir algo así: "la culpa de mis acciones es de las circunstancias, yo nunca soy responsable".

cecilia_lisbon dijo...

Totalmente.

Junkidriko dijo...

A raíz de esa entrada alguien debería suicidarse. No importa quién, pero que muera.

barto_fg dijo...

coincido con el de arriba, yo si no hay una muerte no me lo tomo en serio.

Además, está claro que el amor solo existe en las telenovelas adolescentes argentinas, las películas de disney y el porno alemán .

ALOMA69 dijo...

Vaya morro tienen algunos.

Un beso!

huelladeperro dijo...

Bravo, bravo, bravo!

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.