9.26.2007

Una clavícula suave

Una clavícula suave.
Eso era exactamente lo que vi en ti: una clavícula suave en la que apoyar la nariz. Pero vi mucho más. Vi rizos oscuros, una piel fina y unos ojos brillantes dentro de un cuerpo casi adolescente (simples razones para querer olerte).
Si te sonreí aquella tarde fue porque te sentí capaz de quererme. Y espero que tu sonrisa significase lo mismo. Si no, estoy muerta.

6 comentarios:

K dijo...

Yo apostaría por la vida, pero sólo en esta ocasión.

ALOMA69 dijo...

Me parece que no competiríamos por los mismos chicos, a mi me gustan muy masculinos, muy hechos, los adolescentes no me han atraído nunca.

Es curioso pero casi todas mis amigas los prefieren como tú.

Un beso!!!

cecilia_lisbon dijo...

La verdad es que a mí los hombres que me gustan son los masculinos. Pero claro, está el problema de la literalidad, que la gente siempre la confunde con la simple literatura.
Y de hecho, no hablaba de un chico en ese texto.

ALOMA69 dijo...

Gracias por la aclaración, de hecho también lo sospeché pero para entonces ya había entrado el comentario.

Abrazos!!!

principito dijo...

A la hora de apoyar la nariz siempre preferí una pelvis a una clavícula (cualquiera lo diría). Más divertido al menos.

Besos.

629 dijo...

Precioso

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.