11.12.2007

Vincent Cassel et moi

Siempre me pareció despreciable. Era tan seguro de sí mismo que me daban ganas de partirle la cara y escupirle hasta dejarme la boca seca. Pero él me arrinconaba contra la pared y me mordía la nariz. Y yo me tranquilizaba.
Hasta que un día, yo le mordí a él. Y le hice sangre. Él dijo un montón de palabrotas y dio un puñetazo en la pared. Le presté un pañuelo y le lamí la herida.
Quizás somos los dos igual de despreciables. Tal para cual.

5 comentarios:

ALOMA69 dijo...

"Dios los cria y ellos se juntan".

Siempre se trata de relaciones destructivas, al límite...

Un beso!

p.d.: había un chico que me gustaba demasiado y muchas veces le pedí que me abofeteara, quería odiarle, pero cuanto más le odiaba más le deseaba.

Antonio dijo...

Kiss & Control.

Morder es malo, aparte se dice que es mucho más infecciosa y sucia una mordida humana que una animal...mmmmh con que no desgarre carne todo esta bien.

Hablando de mordidas, pensando en frances y con el título de tu post...(que aún no sé si siga casado con Monica Belluci ese tal Cassel pero OmaifukcingGOd! Que Visión de Mujer!)se antoja un tubo de mordidas:

http://www.youtube.com/watch?v=4WXogDK0FBU
De la movie Paris, Je T'Aime, sale Frodo...pero es lo de menos.

:)

ahorayo dijo...

Es destructivo al límite.
Tantas veces me he visto en situaciones así, con alguien despreciable, y actuando yo de la misma manera de la pura rabia de sentir amor por él...

Anónimo dijo...

tienes buen gusto...musical

Frozen dijo...

Es mucho teorizar o acabas de ver Irreversible¿?

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.