1.08.2008

You will never, ever know me.

Escucho el cd que me grabaste, por enésima vez, y me siento rota. Acaricio tu nariz en mi pensamiento y deseo verte de nuevo.
Ese es, básicamente, el pensamiento que ronda mi cabeza a día de hoy. Tú y tu pecho gélido.

2 comentarios:

Qae dijo...

Te he visto en mi blog comentando al chico de las manos inquietas. Eres la hostia. Me encanta lo que cuentas. Es fresco y bueno. No suelo pasear mucho por ahí pero te aseguro que esto ha sido lo que más me ha gustado en meses.

Cecilia Lisbon (as the teenage drug customer) dijo...

Pues gracias. Y más de una persona con esos gustos :)

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.