11.20.2008

Cover up the blank spots

A veces me despierto por la mañana sintiendo el peso del mundo sobre mi pecho. Me asfixio sin remediarlo. Los ojos me lloran y la voz se resquebraja. Entonces, le digo: "Estoy muy triste". Y él me besa las mejillas, que están ardiendo y me prepara un vaso de leche. Me dice: "Eres espectacular" y me abraza. Yo le digo: "¿Me querrás aunque sea una fracasada". Él contesta: "Eres extraordinaria". Yo le digo: "¿Me querrás aunque esté gorda?". Él replica: "Estás tremenda". Desayunamos y nos vestimos, cantando canciones inventadas que nadie nunca descubrirá. Él suele ponerse a bailar, acorralándome, obligándome a mí a bailar con él. Así que me río y me dejo llevar. Y, por primera vez en mi vida, no me arrepiento de actuar sin pensar.

3 comentarios:

plaidlovah dijo...

Ya sé cuál es mi destino...

ALOMA69 dijo...

Yo le pregunto: ¿me querrás cuándo sea vieja?

Otro abrazo.

Anónimo dijo...

Por dios...

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.