1.08.2009

Driving under water

Los dedos eran de un color púrpura. De ese trozo de piel reseca se asomaba un resquicio de líquido purulento que tocaba en la paleta tanto el verde como el amarillo. A su alrededor, en el algodón que guardaba en su bolsillo, los pequeños miembros poseían una especie de halo gris pardusco, como si les hubiesen dibujado la silueta a carboncillo. Casi mil pequeños pedazos de carne.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

No sabes como se siente tu ausencia...

Odio cuando dejas de escribir por un tiempo...

Y devoro tus palabras cuando lo vuelves a hacer...

Happy (not so late) New Year.

monster dijo...

Ante ayer me golpee el dedo indice cerrando una ventana, esa noche no pude dormir. Ahora la uña esta negra y por fin puedo empazar a tocarlo sin k duela. Todo en el universo tiene un xk y un sinecuanom x tanto estan relacionados, puede k sea mi dedo el ke sta en tu bolsillo o mi imagen la k esta en tu mente, es posible ver mas alla de los ojos?

monster dijo...

noooooooooooooooooooooooo

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.