4.06.2009

Of trees and stars

Me gusta mirarme los brazos. Delgados, desnudos e infinitos como ramas de sauce que terminan en punta. Unos dedos finos que rascan el cielo y el suelo. El tronco vacío sin vida que, gris, anhela florecer y solamente lo hace cuando te aupa a las estrellas. La noche brillante en que tú vuelvas a escalarme, a sentarte sobre mis hombros. Mi pequeño, mis ojos y mi vida. Mi savia y mis hojas. El fruto de mi vientre que un día se cubrió con sus párpados. Y el color nunca más volvería a existir en mí.

5 comentarios:

Dorian dijo...

Tiene de María Luisa Bombal.

Juans dijo...

Hermoso relato...

Leonardo dijo...

Me gusta pasar por aquí de vez en cuando (:

jorge_elias dijo...

Buen relato! Interesante Blog!

ALOMA69 dijo...

Hacía días que no me pasaba y lo echaba de menos.

Exquisito.

Un abrazo!

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.