3.25.2013

Decisiones

Estoy muy harta de este blog. Es como tener una herida que sigues pellizcando cada vez que empieza a curarse. No quiero echar la vista atrás y ver qué idiota era o cómo me afectaban las cosas. Suena a hipocresía, ya que esa era yo también. Pero han pasado tantas cosas y mi vida está en una fase completamente distinta que algunos de estos relatos ya no tienen ningún sentido. No sé qué hacer. No puedo borrar el dolor ni las malas elecciones. ¿Debería abrir otro blog? ¿Qué opinais? ¿Debería seguir escribiendo?

7 comentarios:

Anónimo dijo...

¡No lo borres! Yo he seguido cada una de tus letras desde su inicio... Por favor, no lo borres.

camino roque dijo...

creo que esto mismo nos pasa a muchos. borrar o correr hacia otro lugar es una opción pero aceptar lo que has sido es la mejor forma de empezar.

(y yo he sido mucho de romper)

Ficticia dijo...

Si mi opinión cuenta te digo que no, que no lo cierres.
Eres de las primeras personas a las que empecé a leer al caer en blogger y eres buena, chica, deberías seguir escribiendo.
Por otro lado, no necesitas abrir otro blog. Si tu vida ha cambiado y las cosas sobre las que quieres hablar también... puedes hacerlo aquí, sería como el antes y el después. Al fin y al cabo, somos la suma de todas esas cosas que nos pasan, no?
Debes, claro, hacer lo mejor para ti.

Un beso. F.

SinNostalgia. dijo...

No tiene por qué ser igual para ti, pero allá va mi forma de verlo:

Yo he destruido muchas cosas (textos, dibujos) que hice. No estaban en soporte digital, así que tuve que hacer una hoguera. Pasado el primer estremecimiento incial del acto destructor, quedé instalado en un una sensación de vacío no muy desagradable.Cerrar tu Blog sería algo así como encender esa hoguera (yo ahora sólo leo a los demás y descargo cajas).

Esa es mi vivencia, pero creo que en tu caso no sería igual. Sobre todo porque creo que lo que haces tiene un valor objetivo, pero también me consta que serás capaz de hacer otras cosas en el futuro recuerdes o no, tengas presente o no, lo que hiciste.

No tengas miedo; pase lo que pase, estará bien.

Vehysahel dijo...

Por esa misma razón yo he cerrado algunos blogs, y luego me he arrepentido. Creo que lo mejor en estos casos es hacer una entrada de despedida, para que quede oficialmente cerrado (no hay nada más triste que esos blogs que se quedan como en el aire), y dejarlo abierto para todos los que lo quieran visitar, que al fin y al cabo es gratis. Acabará siendo un recuerdo de otra época, como cualquier otro. No que tenga mucho valor, pero tampoco que haya que borrarlo.

Estaría bien que abrieras otro, porque lo haces muy bien. Pero tiene que apetecerte mucho, y tienes que pensar que servirá para algo. Si no, es mejor no hacerlo (después de muchos años yo no he abierto ninguno y tampoco lo echo de menos). Un saludo.

Prado dijo...

Bellatín el otro día dijo en una entrevista que él no podría decidir no escribir porque tampoco decidió hacerlo. Si sentís que lo tenés que dejar, podés seguir el ejemplo de Roth. Pero aún en el retiro responde por sus textos, siempre habrá que hacerlo, por muy distante que uno esté de ellos.

Ciro dijo...

Un día abres el día y piensas en qué es lo que realmente tienes, aparte de un trabajo de mierda, un sueldo de mierda, una pareja estupenda -o no- una vida conocida o desconocida... y todos estos años o momentos que te duelen. Cuando quisiste morir, desaparecer, extinguirte... y que perduraron porque escribías el dolor y éste desaparecía. Te preguntarás qué es lo que queda de ti y si valió la pena. Vuelves a lo escrito y ves trazos de algo que es tuyo para siempre, con dolor o sin él, caminamos hacia la noche y en ella; la poesía es nuestra única forma de saber que hemos vivido de otra forma diferente al resto.

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.