8.23.2007

Primitiva

He comprobado que sólo me quedo dormida últimamente si pienso en él. Me da miedo pensar que pueda llegar un momento en que él me diga: "Ya no más". Como cuando tus padres te arrebatan el chupa chups de la mano y te dicen: "Ya es suficiente. Después de cenar te lo devolveré". Y entonces tú te das prisa e intentas que el tiempo, la tarde, la cena se pasen volando. Y, cuando pasan, vuelves a saborear el chupa chups y entras en un éxtasis infantil. Bien, pues imaginaros que un día, vuestros padres, os dicen: "Ya no más". Y no te vuelven a dar el chupa chups. Ni después de la cena ni nunca.
Qué miedo.

Escribo gilipolleces movida por la ansiedad. No me lo tengan en cuenta.

6 comentarios:

S (ese) dijo...

Primitiva?
Yo la echo los jueves y los sábados.

Dorian dijo...

No son gilipolleces. O sí. No sé, vivo lo mismo. Es horroroso. Y hermoso si te devuelven el placer arrebatado temporalmente, si vuelvo a verlo... el problema es que es algo muy intervalado. Tanto, que ya dudo que me sea devuelto nuevamente. Prepárate.

_ex.Lyda dijo...

"Ya no más..." Dios, cómo duele eso.

la pequeña panchito dijo...

Lo mismo me pasa...

Por cierto, esta ciudad es un bajón en el maldito mes de agosto!

Verdeazul dijo...

...

Lluna de foc dijo...

Estas sentencias no las he entendido nunca, ya no mas suena fatal, horrible.

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.