5.20.2008

It's my lie, pt 23



La sangre en las venas y el dolor en las sienes.

Es pura impotencia. Querer abrazarte fuerte y lamerte el cuello, pero ser incapaz de darlo por finiquitado.
Como el condenado a muerte que pide una cena magnífica, yo pido una noche como las de antaño. Madrugadas de besos, de dedos entre las piernas, de sonrisas furtivas y conversaciones sobre banalidades que dan sentido a todo.
Y luego los guiños. Y el pensar en ti los días posteriores. Ir en el metro recordando tus lunares y algún detalle de índole sexual que hace que la espina dorsal me dé latigazos.

Repitamos toda esa magnificencia cuanto antes. Yo me pondré un bombín y me pasearé desnuda por tu habitación. Despertaremos a los vecinos y beberemos todo ese vodka que quedó pendiente un día.

Perdóname, pero no puedo concentrarme en otra cosa más que en el sudor de tu espalda resbalándose entre mis dedos.

Follemos de nuevo.

5 comentarios:

Diego García dijo...

Ya lo decía el señor Lee: Alone again or.

Yeah, said it's all right
I won't forget
all the times I've waited patiently for you
and you'll do just what you choose to do
and I will be alone again tonight my dear

Yeah, I heard a funny thing
somebody said to me
you know that I could be in love with almost everyone
I think that people are
the greatest fun
and I will be alone again tonight my dear...

y trompetas sonando por la mañana.

Me hicieron un cd llamado Diego loves listening to music. Y lo hizo el mayor experto que he conocido en mi vida en temas musicales. Y escuchar a Traffic Sound in da morning revitaliza cuerpo y sana mente. Por un decir.

Diego García dijo...

Me he quitado 5 años de encima con el corte de barba y pelo y bigote.

Tengo la cara muy alargada y me siento rarísimo.

Anónimo dijo...

Pues sí. Hagámoslo.

plaidlovah dijo...

Y acabar bebiéndome el vodka de tu bombín. No, mentira. No acabar.

plaidlovah dijo...

copycat

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.