7.15.2008

Dame ideas

Apoyada la espalda en uno de los sillones de la salita de estar. "No existe nada que sea tan mínimamente limpio como este lugar". Las paredes blanquecinas parecían oblicuas desde esa posición. Y lo verde era más verde, y lo azul, más azul. Todo el silencio que sobrevolaba la sala de descanso de las enfermeras era casi mortecino. Y ella pensaba que la escritura corría por sus venas, imaginándosela negra como la tinta del boli con el que tacha nombres de una lista. La necesidad es tan grande que se sale por la boca como un suspiro de último aliento. Y los ojos lloran a la espera de un momento de inspiración.

4 comentarios:

plaidlovah dijo...

No creo que falte inspiración, pero la sensación puede ser inversa a cuando estamos agobiados por los exámenes y tenemos mil ideas en la cabeza. Mejor tener unas ideas y poder desarrollarlas que tener muchas y no poder aprovecharlas. Y siempre me sorprendes para bien.

Raphaël de Valentin dijo...

¿Ideas?

Sí, a veces tengo la sensación de quedarme sin ellas; sin embargo, están ahí, dentro de mí o a mi alrededor. Tengo que explorar un poco y en seguida brotan.

Siempre me has parecido como un torrente de ideas sobre lo rutinario y en apariencia trivial que te sucede a diario, en la parada de autobús, en el metro, aislada con tus canciones en mp3, observando esas pequeñeces que a muchos pasan inadvertidas. Solamente algunos pocos somos capaces de destacarlas, vivirlas y, en muchas ocasiones, sufrirlas.

Pero siempre vibrando en tu interior. No cejes en tu ansia de seguir sintiendo cosas para luego plasmarlas.

Nikaperucita dijo...

Y cuando pasan por detras de las pupilas y no te da tiempo a atraparlas? Cuantas cosas habré escrito en mi movil :)

Santero Delcolmo dijo...

un dedo 21
la pared que habla
tv eólica
la maldición del eco
the cien fuegos affair

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.