1.24.2010

And it works out, it works out...

Estoy enamorada de los cuerpos desnudos. La quietud entre sábanas mojadas hace que sea capaz de dormir tras temporadas de un insomnio que no perdona. Esta misma mañana pensaba en lo que es despertarse entre botellas vacías de vino. Hace mil años que no lo siento. He abandonado los días salvajes por otros en los que espero a que él vuelva a casa con la cena preparada. Atada de pies y manos. Estoy mirando tus fotos mientras el pollo se dora en el horno. Y si tú ahora aparecieses por esa puerta y me arrancarás la ropa, juro, juro que lo dejaba todo. En el mundo de las camas deshechas eres mío como yo soy inevitablemente tuya. Ya sabes de lo que hablo.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Me recuerda a la charla que le suelta Nicole Kidman a Tom Cruise en Eyes Wide Shut, personalmente creo que esos momentos justifican la mal llamada violencia de genero. Dos hostias a tiempo y se acaba tanta tonteria.

la niña imantada dijo...

sé de lo que hablas..

paola guillen dijo...

dos cuerpos que al arden en la misma direccion dan una luz mayor..

Anónimo dijo...

como era de esperar, máquinas programadas para el fracaso

Ágape dijo...

la tranquilidad está bien pero no por demasiado tiempo. NECESITAMOS infelicidad, estrés y movimiento para ser (contradictoriamente/ felices

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.